Actualización de la regulación de piensos medicamentosos en España

El Gobierno ha actualizado mediante un proyecto real decreto la regulación sobre la fabricación, comercialización y uso de piensos medicamentosos para cumplir con las disposiciones europeas y luchar contra las resistencias a los antimicrobianos.

España es el primer país productor de piensos compuestos en Europa.

Propuesta por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y otros tres ministerios, la norma incluye disposiciones nacionales entre las que destaca el establecimiento de niveles máximos de contaminación cruzada, así como de aceptabilidad para la homogénea distribución de los medicamentos veterinarios en el pienso. Estas disposiciones nacionales serán de aplicación hasta que se publiquen las correspondientes en la normativa europea.

El texto regula también cuestiones como las condiciones necesarias para la autorización de establecimientos, el tratamiento de los productos no utilizados y otras ligadas a la comercialización de piensos medicamentosos destinados a la exportación a países terceros.

Así, el real decreto crea el marco normativo nacional que facilitará el cumplimiento de las obligaciones previstas por la normativa de la Unión Europea y la contribución necesaria a la lucha contra las resistencias a los antimicrobianos, «un problema de gravedad creciente», según señala el MAPA. A la vez, establece un periodo de tiempo adecuado para permitir la adaptación de los sectores productivos españoles.

El pienso medicamentoso es una de las vías orales de administración de medicamentos veterinarios que ha demostrado ser de gran utilidad para luchar contra patologías que afectan a grupos de animales que requieren ser tratados de forma simultánea y uniforme.

España, junto con Alemania y Francia, se encuentra desde hace años a la cabeza de la fabricación de piensos compuestos en la UE, siendo en los dos últimos años el Estado miembro que lidera esta producción.